+34 949 22 20 90 / +34 629 29 36 37 info@fisiofine.com

dolor perienal ciclista

El “síndrome del ciclista” también se le conoce como “síndrome de atrapamiento del nervio pudendo”. Se caracteriza por un dolor de mayor o menor intensidad en la región del perineo.

Se relaciona con el ciclismo porque tiene mucha incidencia en las personas que practican este deporte, pero también puede aparecer en personas que pasen mucho tiempo sentadas sobre un asiento duro o tras un traumatismo como una caída sobre el coxis, un parto o suturas profundas.

El nervio pudendo el nervio pudendo nace de las raíces sacras y se dirige hacia la pelvis para dar sus tres ramas terminales: el nervio dorsal del pene o del clítoris, el nervio rectal inferior y el nervio perineal.

Este síndrome aparece más frecuentemente en mujeres de entre 50 y 70 años, aunque también lo padecen hombres.

CARACTERÍSTICAS DEL DOLOR PERINEAL

Este dolor se extiende desde el pene o el clítoris hasta el ano, pudiendo irradiarse hacia la vulva o el escroto. Puede aparecer de forma bilateral o unilateral, y a su vez de forma súbita y mantenerse constante o con períodos de remisión.

Suele aumentar durante la sedestación prolongada. El paciente puede notar sensación de quemazón, descargas eléctricas o pinchazos como agujas. También puede aparecer estreñimiento, dificultad para orinar o dolor durante las relaciones sexuales.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

El diagnóstico de este síndrome resulta complejo, pero los pacientes que lo padecen cumplen los siguientes criterios:

  • El dolor se expande por las regiones inervadas por el nervio pudendo (desde el clítoris o pene hasta el ano).
  • La sedestación es dolorosa.
  • El paciente no se despierta por la noche debido al dolor.
  • No hay pérdida objetiva de la sensibilidad en la zona.

En cuanto al tratamiento, se ha observado que la ingesta de medicamentos como antidepresivos o antiepilépticos no es efectiva. Por ello, se recomiendo el tratamiento fisioterapéutico, ya que las técnicas analgésicas mejoran este cuadro sintomático.

Dentro del manejo conservador se puede trabajar mediante técnicas de masoterapia, estiramientos, movilización, diatermia (Indiba Activ ®), TENS, etc., con el objetivo de relajar la musculatura de la zona y así bajar el dolor.

Junto al tratamiento de fisioterapia, se recomienda realizar técnicas de relajación como meditación, o terapia cognitivo-conductual. En nuestra clínica de fisioterapia Guadalajara Fisiofine podemos ayudarte, llámanos para más información.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies