+34 949 22 20 90 info@fisiofine.com

Drenaje linfático manual

¿Qué es el drenaje linfático?

El drenaje linfático manual (DLM) es una técnica de fisioterapia manual cuyo objetivo es facilitar la circulación linfática. Se utiliza cuando hay edema (existe acúmulo de líquido o de sustancias en el tejido conectivo) y cuando hay alguna alteración del sistema linfático.

El sistema linfático se encarga de evacuar las proteínas, que son moléculas grandes que a nivel microcirculatorio pueden atravesar y salir del capilar sanguíneo, pero no pueden entrar.

Anatomía del sistema linfático

Desde el punto de vista anatómico, el sistema linfático está formado por:

  • Canales prelinfáticos: son pequeñas hendiduras por donde discurre la linfa hacia los capilares linfáticos.
  • Capilares linfáticos: están presentes que prácticamente todo el organismo, salvo cartílagos, pelos, uñas y sistema nervioso central. Están intercomunicados, y tienen una pared muy fina. Su estructura permite la entrada de partículas de gran peso molecular.
  • Precolectores y colectores linfáticos: tienen capacidad contráctil y presentan válvulas que hacen que la linfa circule en un sentido determinado y no en sentido contrario. La porción de vaso linfático que queda entre dos válvulas se llama linfangión.
  • Ganglios linfáticos: se encargan de filtrar el líquido linfático y ayudan a combatir las infecciones y enfermedades.

Beneficios

Una vez conocida la anatomía básica en la que actúa el sistema linfático, se presenta a continuación algunos de los beneficios de esta técnica:

  • Ayuda a eliminar sustancias de desecho, así como favorece el retorno del líquido que forma parte de la inflamación en algunas lesiones. De este modo, también tiene un efecto analgésico y de relajación ya que ayuda a disminuir la presión, y por tanto el dolor o la molestia, en la zona afectada.
  • Favorece el propio sistema inmune, estimulando así mecanismos inmunológicos.

De este modo, algunas de las patologías o lesiones que se pueden beneficiar de esta técnica son las siguientes:

  • Patologías que cursan con inflamación o acumulo de líquidos, como en el caso de “piernas cansadas”.
  • En caso de inflamación post-quirúrgica.
  • En linfedemas.

En nuestra clínica de fisioterapia en Guadalajara Fisiofine disponemos del mejor equipo especializado en éste tipo de tratamiento. Si estás pensando en probarlo ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros profesionales te asesorará para darte toda la información.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies