+34 949 22 20 90 / +34 629 29 36 37 info@fisiofine.com

Una fractura costal es una discontinuidad que se ocasiona entre los extremos de una superficie ósea, en este caso en la parrilla costal, conllevando la ruptura de uno de estos huesos.

La parrilla costal o costillas son el conjunto de huesos que envuelven la porción superior de nuestro cuerpo, protegiendo de esta forma las vísceras que envuelven. Están situadas uniendo el esternón con la columna vertebral. El porcentaje de riesgo de aparición de una fractura costal va en incremento a medida que aumenta la edad de la persona.

FACTORES DE RIESGO DE UNA FRACTURA COSTAL

Existen múltiples causas de aparición de una fractura en las costillas, siendo en su amplia mayoría causas extrínsecas, entre ellas las de mayor relevancia son los traumatismos de pecho, así como una caída, un golpe conduciendo o en la práctica de ciertos deportes que se asocian a golpes en esta región del cuerpo, como boxeo, rugby o futbol. A su vez existen otros factores de riesgo que pueden conducirnos a padecer esta fractura, estos son:

  • Edad: por cada 5 años la posibilidad aumenta en torno a un 1.5%.
  • Osteoporosis: la cual lleva asociado el ser del genero mujer, ya que presentan una mayor incidencia de osteoporosis en la población.
  • Alteración del equilibrio y/o movilidad: con el aumento de riesgo de sufrir un traumatismo que conlleve la aparición de la fractura.
  • Enfermedades neuromusculares o musuculoesqueleticas: así como las patologías cardiacas todas ellas conllevan un aumento del riesgo de caída. La medicación muchas veces aplicada para tratar estos problemas también supone un aumento del riesgo por los efectos secundarios que producen.

EVALUACIÓN Y TRATAMIENTO DE UNA FRACTURA COSTAL

Para lograr un diagnóstico acertado de la lesión es necesario la ayuda de pruebas radiológicas como una radiografía o una resonancia magnética, en muchos casos por la sintomatología característica como es la dificultad al respirar por dolor dorsal posterior a un traumatismo, la aparición de inflamación o la incapacidad de llenar al completo los pulmones pueden hacernos sospechar de una fractura costal.

En base a estos datos ofrecidos por las pruebas complementarias en caso de ser afirmativo el procedimiento el tratamiento a seguir es una intervención quirúrgica o seguir una línea conservadora con tratamiento de mejora de la capacidad pulmonar y física mediante ejercicios y enteramiento de fisioterapia pulmonar, lograr volver a tener los rangos de movimiento funcionales en hombro y tórax, así como evitar la aparición de kinesiofobia o miedo al movimiento.  En ambos casos estudios que comparan ambas opciones de tratamiento muestran que los resultados y el tiempo de recuperación son similares en ambos casos, teniendo el beneficio que el tratamiento conservador presenta un desembolso económico inferior a la cirugía.

En caso de ser la intervención quirúrgica el método de tratamiento de nuestra elección la cual presenta unos riesgos de complicaciones muy bajos, tras ellos se aplica una terapia basada en el aporte de oxígeno, analgésicos, broncodilatadores y fisioterapia respiratoria. En estudios contrastados se ha demostrado una mejoría cuantificable de los pacientes que reciben esta fisioterapia en comparación a aquellos que no lo hacen.

Si necesitas ayuda, en nuestro centro de fisioterapia en Guadalajara Fisiofine contamos con profesionales formados que te ayudarán para darte una solución rápida y efectiva. ¡Llámanos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies