+34 949 22 20 90 / +34 629 29 36 37 info@fisiofine.com

¿Qué son los meniscos?

Los meniscos son estructuras de fibrocartílago con forma de semiluna que se encuentran entre las articulaciones. La principal función de estos tejidos es amortiguar, estabilizar y limitar los rangos máximos de movimiento de la articulación que acompañan.

Los meniscos más conocidos debido a la alta incidencia de sus lesiones son los que se sitúan en la articulación femorotibial (rodilla), y la razón de esto es que es una articulación que se somete a altas cargas mecánicas y en rangos muy variados de movimiento en nuestras actividades del día a día.

En nuestra rodilla encontramos dos meniscos diferentes, uno externo y uno interno. Es importante destacar que este último tiene unión con el ligamento lateral interno, por lo que pueden ser dos patologías asociadas.

¿Como se dañan estos tejidos?

Las lesiones de menisco pueden ocurrir por dos formas diferentes, o bien por un antecedente traumático (más frecuente en deportistas) o bien por degeneración del mismo (envejecimiento).

Una vez en este punto hay dos problemas que hay que saber. Uno de ellos es que están muy poco vascularizados, y sólo en su parte periférica, por lo que la reparación del mismo por parte de nuestro organismo es difícil y va a depender de la parte dañada. Por otro lado, es que la patología de menisco o la extirpación quirúrgica del mismo (meniscotomía) esta asociado a otros procesos futuros como la artrosis prematura por aceleración del desgaste óseo.

En cuanto al diagnóstico, desde fisioterapia tenemos a nuestra disposición diferentes test ortopédicos con los que podemos identificar la lesiones de menisco, sin embargo, la única prueba de imagen con la que se ve la extensión de la lesión es con resonancia magnética mediante diagnóstico médico.

En cuanto a su tratamiento disponemos de diferentes alternativas, tanto intervencionistas (realizadas por un médico), como conservadoras (realizadas por un fisioterapeuta) y es importante valorar cada caso individualmente.

Actualmente hay evidencia científica de que no hay diferencias significativas a largo plazo entre el tratamiento conservador y quirúrgico, y el primero es considerado tratamiento de primera línea de elección en patologías meniscales de origen degenerativo.

Como he dicho anteriormente, es importante individualizar cada caso, si quieres valorar tu patología, estamos a tu disposición en nuestra clínica de fisioterapia en Guadalajara.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies