+34 949 22 20 90 info@fisiofine.com

tendinitis manguito rotador

¿Qué es la tendinitis del manguito rotador?

La tendinopatía del manguito rotador es una lesión que afecta al tendón formado por los músculos supraespinoso, infraespinoso y redondo mayor y menor, que todos ellos se encargan de dar gran estabilidad al miembro superior, en concreto al hombro. Anteriormente se decía que se inflamaba dicho tendón, pero en la actualidad se ha evidenciado que eso no es así, sino que esta lesión se debe a una mala adaptación del tendón a la carga debido a un sobreesfuerzo o movimientos repetitivos.

Se asocia a un dolor que comienza progresivamente (los pacientes no suelen buscar tratamiento), sin haber tenido un golpe, caída o latigazo en el hombro. La localización del dolor es muy concreta en la parte anterior y proximal del hombro. Además, a medida que el grado de la lesión aumenta, se va perdiendo movilidad y dichos movimientos son dolorosos cuando antes no lo eran, siendo los más afectados la separación del brazo cuando la mano se encuentra a la misma altura que el hombro y llevar la mano hacia la zona baja y media de la espalda.

En momentos muy irritables, el dolor puede despertar por la noche y no permite tumbarse de ese mismo lado afecto.

Objetivos del tratamiento

Los objetivos del tratamiento son los siguientes:

  • Reducción del dolor.
  • Ganancia articular (completar todo el rango de los diferentes movimientos da la extremidad superior).
  • Fortalecimiento de los músculos del hombro, así como de los axio-escapulares para un mejor control de esta articulación, así como un equilibrio entre ellos.
  • Recuperar la funcionalidad.

Tratamientos aplicables a la tendinitis del manguito rotador

De este modo las técnicas que pueden ayudar en esta patología son las siguientes:

  • Terapia manual en la que se engloba diferentes técnicas de masoterapia, estiramientos y movilizaciones articulares.
  • Punción seca en el caso que sea necesario.
  • Indiba Activ ( se puede encontrar más información en la web).
  • Ejercicios específicos de la musculatura del hombro para tonificar y mantener la movilidad.
  • Control neuromuscular para evitar recidivas y mejorar el equilibrio entre musculatura.

Igualmente, que, en la punción seca, para determinados casos se puede emplear también la electrólisis percutánea intratisular (EPI) que consiste en introducir una corriente galvánica por medio de una aguja y guiado con un ecógrafo para producir una inflamación en el tejido y con ello una posterior reparación del tejido.

En nuestra clínica de fisioterapia Guadalajara contamos con profesionales para tratar patologías como estas con eficacia y rapidez. Si es tu caso no dudes en contactarnos para encontrar las mejores soluciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: